Agustinas Contemplativas

Historia de una vocación

A la pregunta que me han hecho y me hacen sobre cómo he llegado hasta aquí, o por qué hice la experiencia en este monasterio de agustinas contemplativas en san Mateu, podría contestar que desde joven había sentido inquietudes en algunos momentos de mi vida e incluso he dicho muchas veces que si el Señor me llamaba a ser monja le diría que sí, aunque realmente nunca me planteé en serio ni hacer una experiencia en algún monasterio ni menos que finalmente estaría dando testimonio desde esta realidad, pues me atraía mucho más la vida del matrimonio cristiano.

Mara Valero

Muchos me lo preguntáis, así que escribo estas letras para compartir con todos lo que Dios ha hecho y está haciendo en mi vida.

Hace medio año tomé la decisión de entrar como postulante (aspirante a monja) en un monasterio de clausura (el de las agustinas, en Sant Mateu). Esto suena surrealista si miramos la sociedad actual y la vida que hasta mi entrada en el convento he llevado.

Sor Raquel

Queridos hermanos en Cristo, con mucha alegría quiero compartir con vosotros algo de la historia de mi vocación. Soy de África (Kenia) y nací en una familia católica y practicante que alimentó mi fe con la oración, la doctrina que ella recibió de la Iglesia, con moral y ejemplos sanos. ¡Bendito sea Dios!

Sor Mª Victorinah

Antes de todo empezaré presentándome, me llamo Mª Teresa Marzá Gellida, nací en Benicarló el 12 de enero de 1967. Doy gracias a Dios porque me llevó a nacer y crecer en el seno de una familia cristiana.

Sor Mª Teresa

Mi vocación ha sido y sigue siendo un largo camino, al principio con un discernimiento de años, y ahora con un vivir recibiendo cada día de la providencia divina todo lo que la conduce y sacia.

Sor Gemma